MOLINARI

Descubrí Molinari

La localidad de Molinari se ubica en el departamento Punilla, a 60 kilómetros de Córdoba Capital.

Entre la reluciente Cosquín y la tranquila Casa Grande, la localidad de Molinari se alza esplendorosa en el Valle de Punilla a sólo 13 kilómetros de La Falda. Ostentando toda la serenidad de las pequeñas comunidades serranas, y ofreciendo la posibilidad de entrar en contacto con la magnífica naturaleza, es una oportunidad imperdible para quienes buscan el descanso pleno sin alejarse de las ciudades de la región.

Enmarcada por la ondulación de las sierras y el recorrido de varios ríos, regala esas postales fascinantes que hacen regresar a los visitantes con sus intensos colores y la fisonomía de la región. Sumergidas en este mundo, varios complejos de cabañas son la mejor alternativa para alojarse: piscinas, parques, solarium, canchas de golf, son sólo algunas de las comodidades que podrá disfrutar el visitante.

Qué Conocer

Playas y Balnearios: Un lugar más que indicado para los amantes del aire libre y el contacto directo con la naturaleza, la pequeña localidad de Molinari invita a disfrutar de todos sus encantos paisajísticos. Brindando todos los servicios para una estadía más que placentera, resulta ideal para disfrutar del verano.

Balnearios naturales y playas agrestes que conservan toda la pureza autóctona y se combinan con el verde intenso de la vegetación y un cielo siempre azul.

Los cursos de agua de la región se lanzan por el relieve ondulado desplegando toda su cristalinidad y ostentando costas con frondosas arboledas. Este ambiente resulta ideal para tomar refrescantes baños; o descansar bajo la sombra admirando la belleza inconmensurable de las postales serranas.

Recorriendo el curso de los ríos, el visitante podrá descubrir saltos y cascada que incrementan la belleza autóctona de estas latitudes.

Cascada de Olaén: Colmada de paisajes encantadores y cursos de agua que riegan toda la región, en Molinari los visitantes podrán descubrir maravillosos tesoros de la naturaleza: la Cascada de Olaén es una de esas postales imperdibles, capaces de hechizar a quienes la admiran. Un quiebre del afloramiento rocoso hace que las aguas se lancen estrepitosamente desde las alturas para formar una cortina blanca continua que se divide en tres majestuosos saltos. Es un sitio ideal para relajarse y disfrutar de las vistas panorámicas.

Parque Fitozoológico Tatú Carreta: Uno de los sitios atrapantes para los visitantes que lleguen hasta Molinari será el multifacético Parque Fitozoológico Tatú Carreta. Extendiéndose a través de 60 hectáreas, invita a maravillarse con la flora y fauna autóctona, y también con otras especies exóticas que transitan estos paisajes serranos. Una de sus características más sobresalientes es que los animales se encuentran en libertad, y se los puede admirar a través de recorridos con vehículos especiales; caminatas por senderos especialmente preparados para ello; y excursiones con guías. Los tesoros para descubrir son infinitos, pero los que más llaman la atención son el ambiente de nidificación de los cóndores; las lagunas, con carpinchos y muchas aves; y la estación de recría del jaguareté. Dentro de los representantes de la fauna foránea se destacan guanacos, maras, ñandúes, carpinchos, cisnes coscorobas, grullas y monos acostumbrados, a la presencia del hombre en su hábitat. Además de posibilitar el encuentro con la naturaleza, dentro del predio se puede disfrutar de una piscina, fogones, parrillas, quinchos, kiosco, bar, cancha de vóley y fútbol. Imperdible conocerlo a través de un pintoresco paseo en trencito.

Capilla Santa Bárbara: Ubicada en la región conocida como la Pampa de Olaén, la Capilla Santa Bárbara es un testimonio de fe que resistió el paso del tiempo. Emplazada en un ramal de lo que fuera el antiguo camino real, fue construida entre los años 1748 y 1756 de la mano del Obispo Diego de Salguero y Cabrera. Turismo Religioso.

Turismo Alternativo: Un relieve ondulado que indica la presencia de los cordones serranos del Valle de Punilla; ríos y arroyos serpenteantes que recorren la región brindando toda su cristalinidad; una vegetación reverdecida que va perdiendo su intensidad a medida que trepa las laderas; todos estos elementos se combinan en Molinari para regalar unas vacaciones inolvidables.

El contacto directo con la naturaleza es la alternativa más indicada para sumergirse en este mundo de ensueño, capaz de enamora a todos sus visitantes. Por las mañanas las caminatas son una excelente opción para aprovechar el aire puro que invade la región; quienes prefieran admirar los hermosos atardeceres podrán elegir las cabalgatas a orillas de los ríos de la región.

Para los visitantes que buscan la aventura también existen alternativas: el trekking se impone para recorrer el relieve de la región y descubrir la combinación de la flora y fauna autóctona; otra opción es elegir el mountain bike para lanzarse por senderos que exhiben toda la belleza de la región y permiten descubrir las majestuosas cascadas de la región.

Si llega a este rinconcito durante la época estival, los cursos de agua invitan a refrescarse en playas agrestes que conservan toda la magia de los paisajes cordobeses.

Cómo llegar

Desde Córdoba Capital: Por la Autopista Córdoba-Carlos Paz o por La Calera la Ruta Provincial E55 y finalmente la Ruta Nacional 38.

Desde La Falda: Por Ruta Nacional 38, con dirección sur.

Fuente: http://www.turismocordoba.com.ar/molinari/

Galería de imágenes de Molinari

  • Molinari, Córdoba, Valle de Punilla
  • Molinari, Córdoba, Valle de Punilla
  • Molinari, Córdoba, Valle de Punilla

Mapa de Molinari