RELOJ CUCÚ

17

La realización del reloj Cu-Cú, inaugurado en 1958, estuvo a cargo del Ingeniero Carlos Juan Plok, con quien colaboraron los ingenieros Jüergen Naumman y Carlos Wedemeyer.
El Ing. Plok y el Ing. Neuman, se asociaron para crear una fábrica de relojes en la zona de Villa del Lago, donde construyeron este modelo en gran escala.

La totalidad del material utilizado es argentino, la caja exterior y la máquina fueron consideradas en su momento como la más grande del mundo.

La maquinaria está accionada por una pesa de 120 kg. con un desplazamiento de 4 mts. de altura que hace girar las manecillas sobre un cuadrante de 1,35 mts. de diámetro. El péndulo tiene 2,80 mts. de largo con un hilo u hoja de péndulo de 15 kg. de peso. El mecanismo sonoro está accionado por un motor eléctrico de medio caballo de fuerza y la decoración de la caja, con hojas talladas a mano conformando un verdadero trabajo artesanal, realizado en madera de raulí. Un gran pájaro Cu-Cú de madera policromada se asoma para cantar las horas y las medias horas, acompañado por un gong gigante.

El Reloj Cucú, se ubica en la ruta hacia el norte del Valle de Punilla, entre Av. Uruguay y Av. Sarmiento.